Más de 218 kilómetros de costa repletos de playas de aguas tranquilas y arenas suaves, 2.800 horas de sol al año, un clima privilegiado y un mar suave han sido durante décadas el reclamo fundamental para que llegaran hasta nosotros millones de viajeros.
Con el paso de los años, el desarrollo de modernas infraestructuras turísticas y vías de comunicación ha facilitado el acceso a nuestras tierras. El paisaje de la Costa Blanca está marcado por el mar pero también por las montañas que se asoman a él. La provincia alicantina es la segunda más montañosa de España; en ella se muestra en su grandeza el paisaje mediterráneo. Desde los valles que guardan sus cultivos escalonados, de origen morisco, a los horizontes repletos de montañas cubiertas por encinares, pinos, algarrobos y perfumados por una amplia variedad de plantas aromáticas. Los amantes de la montaña y del senderismo tienen asegurados recorridos bien señalizados por las comarcas interiores. Al sur de la provincia, las montañas desaparecen y se suaviza, surgen los campos de palmeras, y los huertos marcan el horizonte.
Además, nuestro territorio está salpicado de yacimientos arqueológicos, que dan idea de la riqueza histórica de esta zona poblado desde hace miles de años. Fenicios, cartagineses, romanos y musulmanes dejaron aquí su impronta; a través de sus restos vislumbramos también su forma de vida. En la costa o en el interior, tendrán la oportunidad de descubrir nuestra riqueza gastronómica y la calidad de los vinos que elaboran nuestras bodegas.

Para los amantes de los juegos de azar está el magnifico Casino Mediterráneo de Alicante. En la misma ciudad de Alicante, podrán disfrutar las famosas y tan tradicionales corridas de toros en la plaza de Toros de Alicante.
Podrán recorrer, si lo desean, pequeños pueblos escondidos entre sierras o las más modernas y animadas ciudades costeras, con una intensa vida nocturna.

La historia y la arquitectura monumental marcan el paisaje de pueblos y ciudades interiores. Existen numerosos puertos deportivos e innumerables instalaciones repartidas por todo el litoral para disfrutar del mar y de la oferta náutica.
Los amantes del golf pueden estar seguros de encontrar entre nosotros campos dotados de inmejorables instalaciones.

Acceder a la Costa Blanca es muy fácil y cómodo, tanto por vía aérea, ya que en Alicante está el aeropuerto internacional L’Altet, como por mar, gracias a los numerosos puertos marítimos.

Deseamos que viajeros de todas las edades encuentren, entre nosotros, el destino que buscaban. Para ello nos esforzamos cada día.

 

Vea nuestras propiedades a la venta en la Costa Blanca